Crónicas del Sur del Mundo

Lugares, Noticias y Desarrollo Turístico

Turismo de fe, artístico, arquitectónico y arqueológico en la incendiada Catedral de Notre Dame

Notre DameLa fe, la arquitectura, la historia y las artes en sus diferentes manifestaciones, sumados a la cripta arqueológica de 2.000 años en sus cimientos, conformaban el gran atractivo turístico de la Catedral de Notre Dame, en París, destruida parcialmente este lunes por un incendio. Con casi 14  millones de visitantes al año, era el sitio de mayor convocatoria turística de Francia y uno de los destacados en el mundo.

Pocos atractivos en el resto del planeta recibían más turistas que este templo gótico; muchos de ellos, quizás por no tener las restricciones de acceso en cuanto a cantidad de gente y horarios que rigen en Notre Dame.

ARQUITECTURA Y RELIGIÓN

Un visión exterior puede dejar sin aliento a las almas sensibles al arte aplicado a la arquitectura, ante las espectaculares torres, las agujas, los vitrales y las estatuas que ornamentan sus paredes junto a las amenazantes gárgolas.Notre Dame

Muchos se animan a subir los más de 400 escalones de la Torre Norte, sólo para ver París desde atrás de una de estas esculturas de aspecto siniestro; mientras que la escalada de la Torre Sur tiene por principal atractivo su campana de 13 toneladas. En ambos casos, los turistas deben esperar en extensas filas, ya que sólo se permite el acceso de 20 visitantes cada 10 minutos, porque el objetivo no es batir récord de turistas -aunque así ocurra- sino la preservación patrimonial.

Durante la espera, es recomendable aprovechar el tiempo para una observación al detalle de la fachada de Notre Dame, una imagen reconocida mundialmente por ser figura icónica de las postales y guías de viaje parisinas. Los motivos son su imponencia y la armonía en el diseño y el nivel de artesanía detallada, que difícilmente se encuentre en la arquitectura contemporánea.

Notre DameDesde la plaza de Notre Dame se pueden apreciar claramente los tres portales construidos en el Siglo XIII, con la Virgen María en el de la izquierda, el Juicio Final en un tríptico vertical en el centro, y nuevamente la Virgen, esta vez con Jesús en sus brazos, a la derecha, en una estatuaria del Siglo XII, que es la más antigua y mejor conservada de la catedral. Los tres portales están coronados por la Galería de Reyes, que expone 28 estatuas de los reyes de Israel, y otro imponente atractivo exterior, que es el rosetón de la fachada, de 10 metros de diámetro.

Notre DameYa en el interior, según la hora, se pueden apreciar los coloridos e intrincados vitrales, a través de los cuales filtra la luz que da una tenue iluminación a las estructuras grandiosas y etéreas con las que los arquitectos medievales representaron su idea de la terrenalidad humana en relación con el cielo. Quizás por ese motivo no hay acceso a los niveles superiores de la catedral, lo que obliga a los visitantes a permanecer en la tierra, mirando hacia arriba, en una experiencia que inmoviliza a muchos turistas, en especial en una primera visita.

Pero el arte no es sólo visual en Notre Dame, ya que también son dignos de escuchar sus órganos, que se encuentran entre los más grandes del mundo -restaurados hace unos 20 años- por lo que muchos turistas procuran hacer coincidir su visita con alguna misa.

ARQUEOLOGÍA E HISTORIA

El objetivo de los amantes del turismo arqueológico se encuentra en los cimientos del edificio, donde está la Cripta arqueológica de origen galo-romano, de más de 2.000 años de antigüedad. Estos restos arqueológicos fueron descubiertos en el marco de obras realizadas entre 1965 y 1972, pero hablan de un pasado mucho más lejano de la que sería la capital de Francia.

A las artes plásticas que encierra Notre Dame, expresadas en esculturas, relieves, vitrales y pinturas, y a la música de sus órganos y coros, se suma también la literatura, ya que la Catedral fue oportunamente inmortalizada por el escritor Victor Hugo en el siglo XIX, con su obra “El jorobado de Notre Dame”.

Para satisfacer las expectativas de todo el abanico de turistas que visitaba este monumento,  además de las grandes obras mencionadas, las artes y las ciencias, se la dotó de un espacio comercial donde los visitantes pueden llevarse desde remeras y llaveros recordatorios, hasta réplicas de esculturas, de sus decorados o maquetas de la Catedral entera.

La construcción de la catedral comenzó en 1163 y demandó más de 200 años terminar esta obra maestra gótica, que atravesada por la historia sufrió daños, saqueos y abandono tras ser testigo de la Revolución Francesa y las dos guerras mundiales. Ninguno de estos sucesos causó el daño del incendio de este lunes, aunque ya se anunció que nuevamente será reconstruida y restaurada para devolverle su esplendor e imponencia.- (CSM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *