Crónicas del Sur del Mundo

Lugares, Noticias y Desarrollo Turístico

Guizhou, la provincia más pobre es el mayor tesoro ecológico de China

GuizhouGuizhou, en el sudoeste de China, es una provincia del tamaño de Uruguay pero con tantos habitantes como Argentina, cuya mayoría pertenece a alguna de las 17 etnias milenarias que en su territorio  conservan sus tradiciones y actividades culturales, como El Gran Canto de los Dong, declarado Patrimonio Intangible de la Humanidad. El nombre significa «tesoro», lo que parecería una contradicción para la provincia más pobre del país, pero encaja perfectamente desde el punto de vista ambiental, ya que es la de mayor biodiversidad de China.

En sus casi 180.000 kilómetros cuadrados alberga más de 300 áreas naturales protegidas y su superficie cubierta totalmente por montañas, es atravesada por unos 1.000 ríos y arroyos.Guizhou En las afueras de la ciudad capital, Guiyang, está el parque Qianling, en cuyo corazón vive una montaña, y
en ella se encuentran, silenciosos y aromados por los inciensos eternos, antiguos templos.

Al ser la provincia menos desarrollada de China no sufrió el impacto contaminante de la industrialización y explotación acelerada que llevó al país a convertirse en potencia económica. No obstante, esa modernización la dotó de una infraestructura de conectividad variada y un rápido acceso aéreo desde los aeropuertos internacionales chinos, lo que abre buenas posibilidades al turismo,

La provincia es también una de las áreas experimentales de China para la construcción de una Ecocivilización, por lo que para 2020 restringirán las zonas rurales y urbanas, mejorarán los sistema de eliminación de basura y aguas residuales y ampliarán la superficie forestal.Guizhou

CULTURA

Las artes ocupan un lugar importante en las culturas de esta provincia y entre ellas se destaca «El gran canto de los Dong», que tradicionalmente es interpretado por un coro de unas 30 mil jóvenes, acompañadas por ocho instrumentos típicos de esa etnia, que fue declarado Patrimonio Intangible de la Humanidad por la Unesco. Es una provincia orgullosa de su té, de su licor maotai, de la salsa picante lao ganma y de su nombre, que significa «tesoro», y así es considerada en China.Guizhou

Sus funcionarios, en una reciente visita a Argentina, no se cansaron de repetir que además tienen dos importantes tesoros para ofrecer al turismo: uno es la ecología, porque toda Guinzhou es como un gran parque nacional, y la otra es la cultura, diversificada de sus 17 etnias.

«Esta es una provincia de parques”, dijo el presidente chino, Xi Jinping, cuando visitó este territorio cubierto en un 57% por bosques y amplias plantaciones de té, mientras observaba los pájaros que parecían proliferar a su vista, relató a CSM un vocero de Guizhou en Buenos Aires. 

POBRE, PERO NO TANTO

Si bien Guizhou es considerada la más pobre de las provincias chinas, no se trata de los estándares de pobreza del Tercer Mundo sino con parámetros del Gigante Asiático, la segunda economía del globo y en constante crecimiento.Guizhou En ese contexto, todas sus zonas urbanas exponen un pujante desarrollo tecnológico y confort para sus habitantes y visitantes, a tal punto que esta provincia pobre es la primera del país con una red de autopistas por la que todas sus aldeas están intercomunicadas por más de 6.700 rutas. 

La provincia ofrece al turismo -y a los guizhouneses- gran facilidad para el traslado, mediante la conectividad de trenes de alta velocidad (tren bala),  cuyo sistema es en China el más extenso del mundo. Estos servicios permiten viajar desde cualquiera de los aeropuertos internacionales del país a este destino en menos de tres horas.Guizhou

Entre otros avances dignos de una provincia desarrollada -que también son atractivos turísticos- figuran el radiotelescopio de gran calibre más grande del mundo y 56 de los 100 puentes más altos de la Tierra, entre ellos el mayor, con 565 metros de altura. Un dato destacable es que Guizhou es el principal fabricante de guitarras del planeta, con seis millones en 2018 y planes de llegar a 10 millones en 2020.

EN ARGENTINA

Los valores ambientales y culturales de Guizhou, acompañado por el desarrollo de la infraestructura china, llevaron a sus autoridades a apostar al turismo internacional como una nueva fuenteGuizhou de ingresos y, para empezar, este año una delegación viajó al lugar más alejado de China en la Tierra: Argentina. Una comitiva compuesta por unos 30 funcionarios, empresarios y políticos estuvo en Buenos Aires, con su música, atuendos tradicionales de varias etnias y algunos productos típicos, en una misión que también incluyó Rio de Janeiro y San Pablo.

Los delegados de Guizhou se reunieron con funcionarios provinciales, empresarios y representantes del turismo y la cultura de Argentina, con quienes intercambiaron los primeros lazos en algunos casos, y en otros firmaron convenios preacordados.

Algunos integrantes de esa comitiva contaban que en su provincia prácticamente no hay un solo metro cuadrado de superficie horizontal;Guizhou todo está en las laderas de las montañas y en otros desniveles, donde también se instalaron sus pobladores hace miles de años y allí conviven sus templos antiguos y la infraestructura moderna, en el mayor marco natural del país.

«Sobre la superficie crecen imparables las plantas subtropicales; debajo, palpitan los metales
preciosos; llueve siempre, y el agua se desliza sobre las piedras en cataratas mágicas y blancas,
en cientos de arroyos«, describió un miembro de la comitiva visitante. «Las selvas se han abierto aquí y allá, con el pasar de los siglos, y en los claros surgieron templos, aldeas, cultivos«, agregó.- (CSM) 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *