Crónicas del Sur del Mundo

Lugares, Noticias y Desarrollo Turístico

Más de 14 millones de personas viajaron por Argentina en las vacaciones de invierno

Unos 14,1 millones de personas viajaron por Argentina durante las vacaciones de invierno y generaron un impacto económico de 21.024 millones de pesos, según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Vacaciones de inviernoCon estos números, el movimiento turístico tuvo un crecimiento interanual de 2,2% y el gasto directo se incrementó un 31,2% en igual relación, aunque en gran medida debido a la inflación, ya que según la entidad el consumo de los turistas “fue moderado”, con numerosos visitantes alojados en casas de familias o amigos, para bajar costos.

De esos 14 millones de viajeros, unos 5 millones fueron turistas en vacaciones, con un estadía media de 4,4 días, y los otros 9,1 millones fueron “excursionistas“, gente que se traslada a destinos cercanos a pasar el día,  y que según la CAME fueron “el boom” de este invierno. De todos modos, en cuanto a gasto, los turistas tuvieron un promedio de 810 pesos diario por persona, con un gesto directo total de 17.825 millones de pesos, en tanto los excursionistas -pese a ser casi el doble- gastaron en un promedio de 350 pesos cada uno por jornada y acumularon 3.199,6 millones de pesos.

Vacaciones de inviernoLas vacaciones de invierno este año comenzaron el 2 de julio en algunas provincias, en otras el 9 de julio, y la tercera tanda el 16, lo que extendió el movimiento turístico prácticamente durante todo el mes. La mitad de quienes viajaron en julio lo hicieron por ocio o recreación y el resto para visitar familiares, amigos, recorrer alguna feria, asistir a algún espectáculo o participar de competencias deportivas, en especial carreras de autos, torneos de fútbol, rugby, golf o maratones.

Según una encuesta realizada por CAME entre 450 comercios minoristas pymes, las ventas para las vacaciones de invierno se mantuvieron por debajo del mismo período del año pasado, “aunque eso es parte de la tendencia general del consumo“, señala un comunicado. “A precios constantes, el gasto total creció 1,6%, aunque posiblemente con más incidencia de servicios que de bienes de negocios minoristas“, agrega el documento elaborado en base a datos propios, del Ministerio de Turismo e información de cámaras y federaciones regionales.

PRINCIPALES DESTINOS

Los polos turísticos que recibieron la mayor cantidad de viajeros fueron la Ciudad de Buenos Aires (CABA), Córdoba, Mendoza, Salta, Puerto Iguazú, Entre Ríos y San Carlos de Bariloche. 

Vacaciones de invierno

En cuantos a los grandes zonas del país, la región más concurrida fue el Noroeste (NOA), con el 17,6% de los arribos, seguida por la zona Centro, con 17% (en especial Córdoba), Provincia de Buenos Aires, 15,2%, y Litoral, con 14% (la mayoría a Misiones y Entre Ríos).

A la Provincia de Buenos Aires llegaron 760 mil turistas con pernoctación durante las vacaciones de julio, muchos de ellos a ciudades de la Costa Atlántica, como Pinamar, Valeria del Mar, Mar del Plata, San Bernardo y Cariló. También estuvieron muy concurridas las sierras y termas bonaerenses, como Tandil, Sierra de la Ventana y Carhué, además de otras localidades de lagunas y estancias, como Baradero, Carmen de Patagones, San Miguel del Monte, Tigre, Lobos, San Pedro, San Antonio de Areco y Junín.

En el NOA, Jujuy tuvo una ocupación hotelera alta en las cuatro regiones de la provincia, en especialmente en San Salvador y Quebrada de Humahuaca, con promedios casi completos de ocupación, seguidas por las regiones de los Valles y Yungas. También en el Noroese, la provincia de Salta registró buena concurrencia, en especial a Cafayate, Salta Capital y Tartagal, que tuvieron ocupación casi completa. 

Entre Ríos, con el principal atractivo del turismo termal y rural,  se vio invadida de turistas y excursionistas, que generaron un ocupación media durante los fines de semana y moderada en los días hábiles. Los mayores niveles de hospedajes en destinos de termas fueron en Federacion y Villa Elisa. Los destinos con mayor oferta de plazas tuvieron porcentajes más altos en hotelería convencional que en complejos de cabañas y bungalows, como Colón y Gualeguaychú. 

Córdoba fue una de las provincias más elegidas por los turistas nacionales en estas vacaciones, que con el cronograma escalonado que se aplica desde hace varios años se extendieron durante todo julio. Lo mejor en términos de ocupación ocurrió en las últimas dos semanas, cuando entraron en receso Capital Federal y provincia de Buenos Aires, que son  históricamente los distritos que aportan mayor cantidad de turistas en esta época a Córdoba, lo que generó picos de ocupación los fines de semana y un promedio mensual de 60%. 

San Luis recibió gran cantidad de visitantes en sus destinos tradicionales, como Potrero de Funes, Merlo, ciudad capital y Molles, con un gasto promedio diario por personas superior a la media: 1.000 pesos, según los datos locales. Otros destinos destacados con alta ocupación fueron San Jerónimo, Villa de Merlo, Quines, Luján y Trapiche.

En Río Negro, el destino más visitado fue Bariloche, donde se estima que ingresaron casi 500 mil turistas. La buena cantidad de nieve en la montaña, la oferta gastronómica y los paisajes fueron algunos de los atractivos que más gente llevaron a la ciudad. Uno de los lugares de esquí más elegidos fue el Cerro Catedral, y el pico más alto de ingresos de visitantes en la ciudad fue con la clásica Fiesta Nacional de la Nieve, que comenzó el 28 de julio y se extenderá hasta el 5 de agosto. Otras ciudades rionegrinas con importante ingresos de turistas fueron El Bolsón, Viedma y Las Grutas.

Neuquén tuvo a San Martín de los Andes, con el centro de esquí de Chapelco, como eje del turismo invernal,  gracias a una gran afluencia estacional de brasileños, este año con tres vuelos diarios desde su país. Junto a muchos argentinos que llegaron vía aérea o por la red vial, generaron una ocupación casi completa o total los fines de semana.

Tierra del Fuego ofreció promociones para todos los bolsillos y tuvo una muy buena cantidad de nieve, pero sólo alcanzó una ocupación moderada todo el mes, levemente por debajo del invierno pasado. Salvaron la temporada el turismo de negocios y eventos, en especial en su capital y principal destino turístico, Ushuaia, una ciudad donde el gasto promedio diario por turista ronda los 3.000 pesos.

La Rioja tuvo una ocupación de hospedajes superior a la del año pasado y un nivel de gasto moderado, acorde al bolsillo del visitante que elige esa zona. Los turistas y excursionistas que llegaron a la provincia visitaron en gran medida el Parque Nacional Talampaya, en Villa Unión, y la ciudad de Chilecito, con sus valles y viñedos, además de disfrutar de numerosas actividades preparadas especialmente para la familia.

La Ciudad de Buenos Aires recibió unos 475 mil turistas, en especial familias atraídas por las propuestas para los niños, como obras teatrales y música (también para grandes) y juegos. En turismo de eventos,  La Rural de Palermo concentró la mayoría de visitantes este segmento, con la feria gastronómica Caminos y Sabores, que tuvo unos 80 mil visitantes, y la tradicional muestra anual agropecuaria, que registró más de un millón de  ingresos.

Santiago del Estero tuvo un gran movimiento de turismo termal, la mayoría justamente en Las Termas de Río Hondo, que con 12.500 plazas hoteleras tuvo lleno casi total en los hoteles de 4 y 5 estrellas. En la capital provincial, la ocupación también fue casi completa, aunque con una menor cantidad de camas turísticas.- (CSM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *